miércoles, 28 de julio de 2010

Todo queda en casa

Corto realizado en el taller de cine en la Orotava, en el año 2009

2 comentarios:

Conchita dijo...

¡Magnífico! ¡Esta historia me ha encantado! ¡Al abuelo deberían ponerle un monumento por su actuación!
¡Cuántas lecturas tiene este corto! No hace falta el alzheimer, la guerra ni el dinero, para encontrar esta misma situación en muchas familias de hoy y de siempre. El esperpento que aquí se representa, está más a la orden del día de lo que creemos,
desgraciadamente.
¡Mi enhorabuena a todos los que han participado en este trabajo!

JJ dijo...

La verdad es que coincido contigo. Un gran actor. Desgraciadamente también tienes razón en cuanto a lo del esperpento. Trabajemos para que sea menor día a día
Un saludo